Cómo fomentar la comprensión lectora de los más pequeños

Rate this post

Los niños llevan la lectura regular. Todo hay que reconocerlo. Solo unos pocos niños son capaces de leer con gusto y de hacerlo divirtiéndose con ello. Pero son pocos y la gran mayoría de los niños odian leer.

Además, tienen un problema y es que, cuando les dices que lean algo, lo hacen, puede que a regañadientes, y después, cuando se les pregunta por lo que han leído, algunos tienden a repetir las frases que se acuerdan pero, otros, se quedan en blanco. ¿Por qué pasa? Porque no entienden lo que leen. O mejor dicho, porque no prestan atención a lo que leen y no son capaces de comprenderlo.

La comprensión lectora

Los niños, como tales, necesitan que se les enseñe a todo, incluido a leer. Pero no basta con que les digas lo que significa cada palabra, o cómo se lee. No. Hay que enseñarles a comprender lo que leen para que sean capaces de darse cuenta de cuál es la esencia, lo que se quiere decir en un párrafo, o en un texto. Y eso no es fácil, pero tampoco imposible.

Por eso, hoy quiero dejaros varios trucos:

  • Dale un texto con palabras desordenadas. No hay nada peor para enseñarle a un niño la compresión lectora que hacer que lea un millón de veces el mismo párrafo. Primero, acabará aprendiéndoselo y te lo repetirá sin mirar pensando que eso es lo que quieres. Segundo, se aburrirá porque no entenderá lo que quieres. Ahora bien, ¿y si le das un texto desordenado y le pides que lo ordene y le dé sentido? Eso obligará a que el niño preste atención. Leerá la frase o las palabras y las relacionará con otra cosa, de tal manera que el texto le llegará más e incluso puede entenderlo mejor.
  • Relaciona imágenes con textos. Otra opción que tienes es la de relacionar imágenes con un texto. Según lo que entienda, podrá escoger una imagen u otra.
  • Compara. Haz que lea un texto y, después, que ponga un ejemplo personal. Por ejemplo, un texto sobre un viaje en globo y que él compare ese viaje con un viaje en avión, o en coche.
  • Que escriba. Sí, sabemos que eso va a ser más complicado porque dirá que va a perder el tiempo o que se aburre pero, ¿y si le pides que, en base a ese texto, haga él un cuento? De esa manera puedes ver si ha captado la idea del texto.

Obviamente, todo esto requiere tiempo y sabemos que los niños, en los días entre semana, pueden no tenerlo, pero sería bueno sacar algo de tiempo para conseguir fomentar la comprensión lectora. Les ayudará, entre otras cosas, a sacar mejores notas, a aprobar y, sobre todo, en el día de mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.